¿Te sientes estancada? Si la respuesta es pues tranquila, todas en algún momento nos hemos sentido igual. En mi vida me ha pasado en dos ocasiones; una vez en la Universidad cuando me di cuenta que perdí 4 años estudiando algo que no me apasionaba, y hace un año, cuando comencé a contemplar la alternativa de renunciar a mi trabajo de tantos años. No creo que les haya comentado que trabajé en una agencia de publicidad desde el 2013 hasta mediados de noviembre del pasado año. Fue un lugar donde aprendí y crecí tanto por 4 años que dieron por mil, una gran escuela y una familia que jamás olvidaré. Y ni mencionar que tomar la decisión de irme fue una de las más difíciles. Ahora, me imagino que te preguntarás ¿por qué razón decidí irme?. ¡Son muchas! Pero la  #1 en mi lista era el hambre tan grande que tenía de salir de mi zona de comfort. Sé que el acostumbrarte a cierta comodidad y falta de retos es más fácil, pero me negaba a seguir así. Llevaba 4 años haciendo lo mismo, sin ninguna oportunidad de crecimiento y sintiéndome cada día más frustrada con la situación. Fue entonces que descubrí el libro “Girl Boss” de Sophia Amoruso, quien es la CEO de la famosa tienda virtual de ropa y accesorios Nasty Gal . Una vez lo terminé fue como un boom!. Todo se hizo tan claro, era hora de irme. 

Comparto con ustedes las 6 líneas del libro que me ayudaron a tomar esta determinación y por qué resonaron tanto en mí:

1. “Cuando tus metas son ganar experiencia y conocimiento, fallar debe ser una de ellas.” Como les mencioné, me sentía tan frustrada con la falta de retos y el hacer lo mismo over and over. Pero a la vez, irme me aterraba porque significaba tener que comenzar de nuevo en un lugar donde no conocería a nadie, sin saber si me iba a gustar o no. Esta línea me hizo entender que aunque tuviera miedo de tomar el impulso, al final del día, fallar es parte de tu crecimiento como persona. ¡No tengas miedo a fallar! Es crucial a la hora de aprender.

2. “Loco es hacer lo mismo y esperar diferentes resultados.” Una de las cosas que me decía cuando estaba tomando la decisión de irme, era que no quería comenzar un nuevo año y hacer lo mismo una vez más. No hay que tener dos ojos de frente para entender que el hacer lo mismo no te enseña nada nuevo.

3. “Nada es universalmente aburrido.” Otro de mis miedos es que al estar ya tan acostumbrada a un ambiente de trabajo tan cambiante y ajetreado me diera cierto tipo de pereza cambiar de industria (en cierto sentido, ahora trabajo en Marketing). Pero decidí entonces mirarlo desde otra perspectiva. Nada puede ser aburrido cuando estás aprendiendo cosas nuevas y adquiriendo retos diferentes.

haute-chocolate-styled-stock-photography-marble-styled-desktop-peach-gold-2-final

4. “Anota todos los pros y cons de tus decisiones antes de tomarlas”  Hacer esto fue crucial para mí. Cuando comencé a buscar trabajo y aparecieron ofertas, tuve varios momentos donde pensé en olvidar la idea de irme por miedo a arrepentirme de mi decisión. Fue entonces que hice una lista de los pros y cons de irme. Solo les cuento que los pros ganaron y no me arrepiento para nada de haber tomado ese gran paso.

5. “Todo lo que haces puede ser creativo.” Trabajar en el mundo de la publicidad garantiza que de cualquier manera debes ser creativo. En este nuevo campo en donde tomé la decisión de partir no es en su totalidad a lo que yo estuve acostumbrada por tanto tiempo, pero aún así, decidí verlo como un juego. Me explico. Cuando era pequeña, ver mis estudios como un juego me ayudaba a concentrarme y hasta entretenerme a la hora de repasar para un examen o hacer alguna asignación. Recuerda, TÚ y solo tú decides cómo ves el mundo.

6. “Independientemente de lo que sean tus sueños, si escuchas a los que te rodean, el lograr tus metas será aún más complicado.” Esta línea sí que tocó una gran fibra dentro de mí. Lo admito, soy muy insegura en muchos aspectos y suelo sobre analizar casi todo lo que hago (¡Maldita ansiedad!). Cuando estaba contemplando la idea de irme, lo discutí con muchas de mis amigas, mi esposo y mami, y todos tenían diferentes maneras de pensar, lo cual hizo que estuviera aún más confundida. ¿Qué hice? Trust my gut. Confié en mi intuición, que al Sol de hoy nunca me ha fallado. Dentro de mí ya tenía la respuesta que buscaba. Escucha tu intuición, eres más sabia de lo que crees.

Si te encuentras en un crossroads en tu vida, toma el tiempo necesario para tomar las cosas con calma y pensarlas muy bien. En mi caso, era en quedarme en el mismo sitio, haciendo lo mismo de siempre, cobrando lo mismo y sintiéndome igual de frustrada, o tomar nuevas aventuras donde ciertamente iba a sentirme incómoda y llena de incertidumbre, pero segura de que iba a enfrentar nuevos retos y crecer aún más como profesional, al igual que como persona. La decisión fue difícil y muy emocional para mí, pero para mi sorpresa al ver que quienes fueron mis jefes, al igual que muchos de mis colegas me querían y apreciaban tanto hizo que ese último día allí fuera el closure que tanto necesitaba. Ahora, no sería sincera con ustedes si les digo que en ocasiones el cambio ha sido uno fuerte y retante. ¡Claro que lo ha sido! Pero recuerda, el tiempo es clave y debes ser paciente. Estoy segura que estoy en el camino que quiero. ¿Y tú?

Te recomiendo este libro si te encuentras en un momento de tomar grandes decisiones, o si simplemente necesitas inspirarte para ser la #GirlBoss que sabes que eres. Recuerda que tú misma tienes las respuestas, solo debes creer en ti ¡siempre!.

Un abrazo para todos y hasta la próxima,

emyimg-thing